Cómo tener un acceso de datos de calidad, si a mi empresa no llega ningún operador con más de 3 Mbps

Cabría distinguir los distintos tipos de conectividad que existen para las empresas, siendo los más habituales el ADSL, o en las grandes ciudades conexión cable coaxial (ONO, Euskaltel, etc…), o incluso actualmente fibra óptica (FTTH), pero se puede ir más allá y hablar de otros tipos de conexión inalámbricas como datos móviles, Wi-Fi / WiMAX, o incluso ancho de banda vía satélite.

Acceso a Internet de calidad

El problema que tienen muchas empresas, particulares, etc… es la carencia de infraestructura física de telefonía o cableado, aunque se podría minimizar con la contratación de varias líneas y el uso de un balanceador de carga para multiplicar el ancho de banda, es decir, si contratas 2 ADSL de 2 Mb y se balancea la carga se consigue emular una conexión de 4 Mb, con algunas de las restricciones que podría suponer esta solución.

En estos casos podría ser interesante optar por las conexiones inalámbricas para obtener una buena conexión, teniendo éstas algunos problemas también de infraestructura por falta de cobertura, en el caso de datos móviles y Wi-Fi / WiMAX, y de limitación de descarga en el caso de la conexión vía satélite, aunque a su favor podemos aseverar que llega al 100% del territorio.

En las conexiones de telefonía móvil también suele existir una limitación de descarga, por lo que para usuarios que hagan un uso intensivo puede que no sea la opción más recomendable, pero para un uso medio puede resultar una opción más económica que un enlace vía satélite.

Por el contrario, aunque más caras, las conexiones vía satélite tienen menos restricciones en cuanto a datos consumidos y disponen de cobertura total. En su contra, no son aptas para comunicaciones de tipo voz IP debido a su alta latencia.

Por lo tanto podemos concluir que para obtener una conexión de datos buena y de calidad hay que ajustar la conexión a las características y necesidades de cada cliente.