Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web acepta el uso de cookies; puede obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección.

Saber más
04 Dic

Cloud computing: qué es y qué tipos existen

Descubre los tipos de cloud computing que existen y en qué se diferencian.

Los tipos de cloud computing que existen pueden diferenciarse o bien por el grado de propiedad, o bien por el nivel en el que operan. Pero antes de profundizar en esta clasificación y en sus diferencias, conviene esclarecer qué es cloud computing.

Qué es cloud computing

Se le llama ‘cloud computing’ al almacenamiento de datos fuera de cualquier dispositivo. Se trata de un paradigma que permite ofrecer servicios de computación a través de una red, que generalmente es Internet.

Hoy en día la nube se ha convertido en imprescindible tanto para empresas como para usuarios finales, y es que las ventajas del cloud computing son infinitas.

Ha posibilitado la movilidad en el trabajo, ha puesto al alcance de medianas y pequeñas empresas funcionalidades y servicios que antes requerían de una infraestructura inalcanzable, y un sustancial ahorro de costes, entre muchas otras ventajas.

Y aunque, generalmente, hablamos de la nube como si se tratara de una sola cosa, lo cierto es que existen diferentes opciones, fórmulas y formas de entender el cloud computing. Veamos cuál es esa tipología o clasificación, y profundicemos para establecer algunas diferencias.

Tipos de cloud computing, cuáles existen

Tipos de cloud computing por el grado de propiedad

  • Nube pública.
  • Nube privada.
  • Nube híbrida. 

Nube pública.

El proveedor proporciona sus recursos de forma abierta a quienes lo deseen: particulares, empresas, organismos, etc. Hablamos de proveedores como Amazon, Azure o Google Engine.

En este caso se contrata a un tercero, quien se encarga de la parte técnica y operativa. Sin embargo, no se tiene control sobre qué otros clientes están alojados en las mismas infraestructuras, lo que implica depositar cierta confianza en el partner con el que se ha contratado el servicio.

Nube privada.

La nube privada, por otro lado, es de acceso exclusivo o privado, como su propio nombre indica. Generalmente son empresas, grandes organizaciones y entidades las que se decantan por este tipo de sistema de almacenamiento en la nube porque tienen un alto nivel de complejidad y tienen la necesidad de centralizar sus recursos.

Nube híbrida. 

Y por último la nube híbrida, que es una mezcla de las dos anteriores y se compone de una parte pública y otra privada.

Este tipo de soluciones tienen mucho potencial y están en pleno apogeo, ya que permiten ir contratando y/o ampliando el servicio según las necesidades que se tengan.

Generalmente, la empresa utiliza la nube privada para el día a día, pero para cuando es necesario cuenta también con conexión a los servicios púbicos de terceros, como podría ser en momentos de picos e trabajo.

Esta solución cuenta, por lo tanto, con el control y la seguridad que ofrece la nube privada y la escalabilidad y flexibilidad de la pública.

Tipos de cloud computing por el nivel en el que operan.

  • Software como servicio (SaaS).
  • Infraestructura como servicio (IaaS).
  • Plataforma como servicio (PaaS).

Software como servicio.

Este sistema cuenta con las herramientas para implementar todos los procesos necesarios.

Es la opción más sencilla, no se necesita tener conocimientos técnicos. Por el contrario, no ofrece la seguridad y privacidad necesaria para datos de carácter sensible.

Plataforma como servicio.

Este sistema facilita la construcción de aplicaciones a través de las herramientas y utilidades que ofrece.

Infraestructura como servicio.

La empresa tiene el control absoluto sobre la nube, por lo tanto deberá configurar las máquinas, elegir la capacidad de memoria y procesador, etc.

En definitiva, se trata de la solución más personalizada y a medida de la empresa, ya que solamente contrata la capacidad de almacenamiento y el proceso en bruto, las aplicaciones correrán a su cargo.

Si ya tienes claro los tipos de cloud computing y sabes cuál es la solución que necesita tu empresa, no dudes en contratar servicios de almacenamiento en la nube cuanto antes y empezar a beneficiarte ya de todas sus ventajas.

Servicio cloud Citelia

Cloud computing: qué es y qué tipos existen
5 (100%) 4 votos

Entradas destacadas