Las Redes Virtuales Privadas o VPN han cobrado gran relavancia y protagonismo en el nuevo escenario en el que nos hemos encontrado a causa del COVID-19, los puestos de trabajo de gran parte de las empresas han pasado a ser desempeñados muchos de ellos en casa (teletrabajo), y eso conlleva tener que trabajar en una red segura y privada, fuera de la oficina.

Vamos a ver qué es una conexión VPN , para qué sirve y todas sus ventajas. Las Redes Prividas Virtuales no son algo novedoso en la actualidad, pero ahora están usándose cada vez más por todas sus utilidades y por el teletrabajo instaurado en gran parte de las empresas, que para ello necesitan disponer de una VPN propia o bien un  servicio VPN.

Cabe señalar que aunque suelen emplearse sobre todo para uso empresarial, son cada vez más utilizadas también a nivel de usuario particular por sus numerosas ventajas.

Qué son las Redes Privadas Virtuales o VPN

VPN (Virtual Private Network) o Redes Privadas Virtuales son unas redes que permite crear redes locales sin necesidad de que sus usuarios estén físicamente conectados, de allí viene el término virtual.

Para conectarse a Internet, cualquier dispositivo se comunica normalmente con el enrutador o módem que conecta la vivienda con el proveedor de Internet, a través de cable o inalámbricamente.

Lo lógico es tener varios dispositivos conectados a la vez, al mismo router: móviles, ordenadores, etc. Cada uno de ellos va a tener asignada una dirección IP local, que no es perceptible desde Internet. Esto es una red local, un conjunto de dispositivos conectados de tal forma que puedan compartir ficheros y también impresoras sin precisar pasar por Internet.

Una conexión VPN permite crear una red local «virtual» sin necesidad que los usuarios que la comparten o utilicen estén físicamente conectados, únicamente mediante Internet. De esta forma podemos tener todas las características y funcionalidades de una red local pero con una mayor flexibilidad, ya que la conexión va por Internet y esto hace que se puedan conectar personas desde distintos países por ejemplo.

A nivel de empresa, esto es muy interesante y de gran utilidad, ya que a través de la red privada virtual VPN, el portátil se puede unir a la red corporativa de nuestra empresa, como si estuviésemos trabajando desde la misma oficina todos.

Pero hay otra característica de las VPN que las hace todavía más utilizadas en la actualidad y son los túneles de datos. Habitualmente cada vez que se utiliza Internet en un dispositivo se pone en contacto con tu distribuidor de Internet.

Pero cuando nos conectamos a través de una Red Privada Virtual o VPN, esto ya no funciona así. Todo el tráfico de red prosigue desde tu dispositivo al distribuidor de Internet, pero desde allí se dirige directo al servidor VPN, desde el cual llegaremos a nuestro destino.

La conexión de esta forma puede y debe estar cifrada, de tal modo que el distribuidor de Internet no puede ver a dónde se está accediendo. Con este mecanismo la dirección IP del usuario que se conecta a la red privada pasa a ser la del servidor VPN: es como si estuviésemos allí físicamente, conectándonos a Internet.

Para qué sirven las VPN

Sin lugar a dudas este funcionamiento tiene un montón de ventajas y aplicaciones y en muchos ámbitos, sobre todo en el profesional o de empresa.

Trabajo a distancia o Teletrabajo

En nuestra situación actual ante el COVID-19, esta forma de trabajo ha cobrado gran protagonismo, por lo que actualmente las Redes Privadas Virtuales cobran una gran relevancia.

Pero ya antes del COVID-19, era muy común el empleo para poder conectar usuarios que por ciertas circunstancias no podían estar en la oficina todo el horario, o por viajes, durante varios días. De esta manera se establece la interconectividad de redes que no están físicamente conectadas, y de una forma segura y cifrada.

También hay que tener en cuenta que permitir el acceso indiscriminado a la red propia de una compañía desde Internet es muy peligroso. Si bien el acceso está protegido con una clave de acceso,  ésta podría ser capturada en un punto de acceso WiFi público o bien divisada por cualquier observador.

Este peligro se reduce bastante, si el trabajador y la compañía se conectan a través de una conexión de una Red Privada Virtual o VPN. El acceso está protegido, la conexión debería estar de manera cifrada y el trabajador tiene exactamente el mismo acceso que si estuviese presencialmente ahí.

redes virtuales privadas vpn

Evitar bloqueos geográficos de contenido

Con el auge de Internet tanto de los distribuidores de contenidos como de los usuarios, se han ido popularizando otros usos más lúdicos de las conexiones VPN, muchos de ellos relacionados con ocultar dónde se encuentra uno para acceder a todo tipo de información.

Al conectarte con VPN, el dispositivo se comunica con el servidor VPN, y es este el que se comunica con Internet. Si estamos en China y el servidor VPN está en Francia, en general los servidores web pensarán que estás navegando desde este país, dejándo acceder a los contenidos libres de allí, como podría ser Netflix.

De igual modo, esta lógica se puede utilizar para acceder a aquellos contenidos que estuviesen censurados o bien bloqueados en un país, mas no allá donde se halla el servidor VPN. Es de este modo como millones de ciudadanos chinos consiguen conectarse a Fb y otras sitios webs bloqueados por China.

Seguridad Extra

Lo más habitual es que las conexiones VPN lleven un cifrado de los paquetes que se transmiten con ellas, es por ello muy recomendable que si se necesita conectarse a una Wi-Fi pública, se haga con una Red Privada Virtual.

Iniciar sesión en las cuentas corrientes mientras se está conectado a una red WiFi pública en la que no se debe confiar, es muy temerario, ya que no es muy complicado poder tener acceso a la información sin cifrar y hacerse con las cuentas de usuario. Pero si en este acceso ponemos en medio una VPN ya no tenemos este peligro.

Pero hay también que tener en cuenta que una Red Privada Virtul VPN es tan segura como su distribuidor. Por todo ello es muy importante tener un distribuidor de confianza, que nos de el servicio VPN.

Ventajas de las Redes Privadas Virtuales

Vemos todas las numerosas ventajas de las VPN, y por qué tener este servicio:

  • Funciona perfectamente en todas las aplicaciones, puesto que enruta todo el tráfico de Internet, en contraste a los servidores proxy, que solo puedes emplearse en el navegador y algunas aplicaciones más que dejan configurar las opciones de conexión avanzadas
  • Se conecta y desconecta sencillamente. Una vez configurado, se puede activar y desactivar la conexión sin problema
  • Seguridad auxiliar en puntos de acceso WiFi públicas o de no confianza, siempre que la conexión esté cifrada y nuestro proveedor de VPN sea de confianza
  • Falseo de la localización, de esta manera podemos tener acceso a contenido limitado gegráficamente
  • Tienes completa privacidad ante el distribuidor de Internet: con una VPN nadie tiene acceso a las actividades del usuario excepto la empresa que administra la Red Privada Virtual

servicio vpn para empresas

Cosas a tener en cuanta antes de adquirir los Servicios VPN

Podemos ver que hay muchas ventajas en el empleo de las las Redes Privadas Virtuales: seguridad, privacidad, teletrabajo eficaz, etc. Pero antes de adquirir un servicio VPN hay que tener en cuenta algunos temas, que aunque no deben de disuadirnos de contratar este tipo de servicio, que con mucho mejorará nuestra seguridad y trabajo en red, está claro que hay puntos que tenemos que saber, sobre todo a la hora de elegir quién nos provee:

  • El precio de un servicio VPN: hay servicios VPN gratis, pero no podemos esperar mucho de ellos como es lógico, puesto que frecuentemente van a estar limitados, lentos o lo que es mucho peor, no de fiar por lo que el tema de seguridad y privacidad no se mantiene.
  • La velocidad se resiente. La diferencia entre conectarte a Internet de forma directa o bien que los datos tracen un camino que atraviesa un gran recorrido puede empeorar la velocidad. Si el servidor VPN está muy lejos, tendremos mucha latencia en la navegación, además de que la velocidad de carga y descarga también empeoren.
  • Su seguridad no es infalible, es bastante buena, pero hay pocas cosas a prueba de fuego
  • No siempre se puede ocultar la localización. En el móvil, cada vez existen más tecnologías por las que se puede triangular y acercar la localización por la dirección IP.
  • No dan anonimato siempre. Utilizar una Red Privada Virtual no implica que se navegue en forma anónima 100%.

Lo más normal y eficaz para beneficiarse del servicio VPN y de una forma segura, es darse de alta en una empresa que ofrezca servicios de VPN con experiencia, que nos pueda garantizar una seguridad, privacidad y velocidad adecadas. Pagando una cuota mensual que no es muy alta, se tienen las credenciales para empezar sesión en este tipo de servicios.

Además los sistemas operativos permiten ahora conectarse a una conexión VPN in precisar de instalar nada más, de manera sencilla y rápida. Todo lo que se precisa son los datos de acceso del distribuidor de VPN (o bien de tu empresa, si es el caso), como la dirección del servidor, el tipo de VPN y las credenciales de usuario.

En CITELIA, disonemos de un Servicio VPN para empresas, eficaz, de toda confianza, y sobre todo garantizando la seguridad, privacidad y funcionamiento eficaz, ya que somos distribuidores de VPN con gran experiencia.

Si necesitas un servicio de Red Privada Virtual de calidad y con todas las garantías no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Pide Información sin compromiso

He leído y acepto la política de privacidad