Cloud Computing o computación en la nube es un término general que se aplica a todos los procesos y servicios alojados en la nube a través de Internet. Es un sistema que permite ofrecer servicios de computación a través de una red, que generalmente es Internet.

De una forma sencilla podemos decir que la computación en la nube o cloud computing es una tecnología que deja acceso a software, almacenaje de ficheros y procesamiento de datos a través de Internet, siendo una opción alternativa a la ejecución in situ en la computadora personal o bien servidor local.

En el modelo de nube, no es necesario instalar aplicaciones de forma local en computadoras.

¿Para qué sirve el Cloud Computing?

En el Cloud Computing o computación en nube el hardware y software es proporcionado como un servicio de otra empresa a través de Internet, por lo general de una manera completamente transparente. Este nuevo término proporciona múltiples beneficios y ventajas para todo tipo de empresas y usuarios finales.

¿Cómo funciona la Computación en la Nube?

El Cloud Computing usa una capa de red para conectar los dispositivos de los usuarios, como computadoras, móviles, portátiles, a recursos centralizados en el data center.

Antes de existir esta tecnología del cloud computing, la ejecución de software por las compañías que ofrecían este servicio solo era posible si podían asimismo pagar por el mantenimiento de la infraestructura de los servidores.

Además de esto, el software tradicional necesitaba un equipo completo de profesionales de TI, interno o bien externo, para gestionar todos los posibles fallos, actualizaciones que conlleva este tipo de sistemas.

El término de computación en la nube o cloud computing está libre de todos esos inconvenientes, y estos requisitos se han quedado atrás.

Categorías del Cloug Computing

Estos servicios que podemos ejecutar o alojar en la nube, mediante el cloud computing, se dividen en 3 categorías:

Modelo software as service (SaaS)

Software como Servicio de computación en la nube se centra en simplificar el acceso a la aplicación de software para el usuario a través de una interfaz de navegador o bien de programa. Con este modelo, la red latente, el sistema operacional y los recursos marchan entre bastidores. Esta es una aplicación muy usual en la computación en la nube: se calcula que el 59% del total de las cargas de trabajo en la nube ha sido de Software as a Service hasta 2018.

Modelo Plataforma como Servicio PaaS

Este sistema facilita la construcción de aplicaciones a través de las herramientas y utilidades que ofrece dicho sistema.

Este modelo puede aprovechar las ventajas de la computación en la nube mientras que sostiene la libertad de desarrollar aplicaciones adaptadas del software. Los usuarios pueden acceder a PaaS de igual modo que se hace con el Software as a Service. El distribuidor es responsable por el mantenimiento del sistema operacional, de la red, de los servidores y de la seguridad.

Modelo Infraestructura como Servicio IaaS

La empresa tiene el control absoluto sobre la nube, por lo tanto deberá configurar las máquinas, elegir la capacidad de memoria y procesador. Es la solución más personalizada y a medida de la empresa, ya que solamente contrata la capacidad de almacenamiento y el proceso en bruto.

Va un paso adelante en la abstracción, proporcionándoles a las organizaciones la capacidad de aprovechar recursos del servidor mientras que el sobrante de la administración de la plataforma y del software es de responsabilidad de la compañía. Eso deja mayor capacidad sin preocupación con requisitos de hardware.

El poder transformador del Cloud Computing

Todas y cada una de estas capacidades proporcionan y facilitan soluciones y aplicaciones de software en muchos ámbitos. Al cruzar la barrera de la experiencia técnica precisa para configurar y sostener la infraestructura, las compañías pueden costear una opción alternativa segura, fiable y adaptada.

Cloud Computing tiene tres características distintas que lo diferencian del alojamiento web tradicional:

  • Trabaja bajo demanda, generalmente por minuto o por hora
  • Es flexible: un usuario puede tener tanto o tan poco servicio como quiera en un momento dado
  • El servicio es totalmente administrado por el proveedor (el consumidor, cliente o empresa no necesita nada más que una computadora personal y acceso a Internet).

Las innovaciones en virtualización y computación distribuida, así como disponer hoy en día de un mejor acceso a Internet de alta velocidad, han acelerado e incrementado notablemente el interés en la computación en la nube, debido a sus múltiples ventajas, y ahorro en dinero y tiempo para las empresas.

que es el cloud computing

Tipos de Cloud Computing según privacidad

Una nube puede ser privada o pública.

Nube pública

En este sistema de  Cloud Compting, el proveedor vende servicios a cualquier persona en Internet, es decir proporciona sus recursos de una forma abierta. (Actualmente, Amazon Web Services es el mayor proveedor de nube pública, junto con Azure o Google Engine).

En este caso se contrata a un tercero, que se encarga de la parte técnica y operativa. No se tiene control sobre qué otros clientes están alojados en las mismas infraestructuras, lo que implica depositar confianza en el proveedor.

Nube privada

La nube privada es una red patentada o un centro de datos que suministra servicios alojados a un número limitado de personas. Generalmente son empresas, grandes organizaciones y entidades las que se decantan por este tipo de sistema de almacenamiento.

Nube híbrida

Este tipo de soluciones tienen mucho potencial y están en pleno apogeo, ya que permiten ir contratando y/o ampliando el servicio según las necesidades que se tengan.

Privado o público, el objetivo del cloud computing es proporcionar un acceso fácil y escalable a los recursos informáticos y los servicios de TI.

¿Cuáles son las ventajas del Cloud Computing?

El mundo del software está en continuo cambio y evolución. Cuando Salesforce fue creada, en 1999, fue el primer servicio empresarial que ofreció aplicaciones de negocios en un sitio, que terminó por ser llamado computación en la nube, o bien cloud computing.  Salesforce ha sido el referente y precursor en este género de servicio para pequeñas, medianas y grandes empresas.

En otras palabras, la definición de cloud computing es ofrecer servicios por medio de la conectividad y a gran escala de Internet. La computación en la nube facilita para todos el acceso a recursos de software de nivel internacional, puesto que es una aplicación de software que atiende a diferentes clientes del servicio.

La multilocación es lo que diferencia la computación en la nube de modelos de distribuidores de servicios de aplicaciones más viejos. Ahora, las pequeñas empresas tienen también acceso a la tecnología avanzada de forma escalable.

La computación en la nube ofrece a los individuos y a todo tipo de empresas un sin fin de recursos de computación con buen mantenimiento, seguro, de simple acceso y bajo demanda, como servidores, almacenaje de datos y solución de aplicaciones.

Todo ello proporciona a las empresas y compañías mayor flexibilidad , pudiendo acceder en cualquier sitio y hora a sus datos, siendo esencial para empresas con sedes por todo el mundo y con diferentes entornos de trabajo.

Con un mínimo de administración, todos y cada uno de los elementos de software de la computación en la nube pueden ser dimensionados bajo demanda, solo es necesario una buena conexión a Internet.

7 ventajas de la Computación en la Nube

Flexibilidad y Escalabilidad: Los servicios basados en la nube pueden atender una demanda mayor de forma instantánea, y es adecuado para todo tipo de empresas.

Restauración: Los distribuidores de Cloud Computing manejan los inconvenientes de restauración de una forma más eficiente.

Actualizaciones automáticas de software: Los distribuidores de Cloud Computing son responsables del mantenimiento del servidor y todo su software, incluyendo actualizaciones de seguridad.

Multisedes y multilocalización: Los empleados solo precisan tener acceso a Internet para trabajar desde cualquier sitio.

Trabajo Colaborativo: Todos y cada uno de los empleados pueden compartir aplicaciones.

Seguridad: Los datos guardados en la nube pueden ser accedidos desde cualquier sitio, con independencia de la pérdida de uno o bien más dispositivos.

Sostenibilidad y Ecología: La computación en la nube emplea solo el espacio preciso en el servidor, reduciendo el uso de materiales redundantes.

Algunos Inconvenientes del Cloud Computing

Conectividad: la empresa debe tener garantizada la conectividad a Internet. No debe depender de una única conexión a Internet porque toda conexión es susceptible de fallar y si falla la empresa no podrá trabajar con el software. En Citelia resolvemos este inconveniente con nuestra fibra segura, que garantiza conectividad con la misma IP de la conexión principal, vía 4G en caso de caída de la misma.

Precio: la computación en la nube puede ser algo más costosa que tener servidores en local, pero en Citelia somos capaces de adaptar el presupuesto dimensionando el servicio a medida para hacer que las ventajas del servicio y su precio lo hagan suficientemente interesante y ventajoso para dar el salto a la nube, ya que ganarás en seguridad, calidad y gestión de recursos.

Calidad del servicio: No todos los Data Centers son iguales, por eso en Citelia ofrecemos servicios de cloud computing en 2 de los mejores Data Centers de España, Interxion en Madrid y Bitnap en Barcelona, lo que garantiza a nuestros clientes calidad de servicio de primer nivel al mejor precio.

¡No te lo pienses más y pásate al cloud computing con Citelia!

Pide Información sin compromiso

    He leído y acepto la política de privacidad